BAHCO
La calidad de siempre. La tecnología de hoy.
Muestra itinerante 50º aniversario
EL PEZ Y EL ANZUELO
NUESTRO ÍCONO
Esta pregunta se ha realizado en numerosas ocasiones, y he aquí la historia:

Después de que Göran Fredrik Göransson estableciera su planta de laminación acero en 1862, la industria europea del acero padeció en esa década una larga y profunda depresión, con la consiguiente bajada de los precios del acero normal y de los productos de acero en bruto. Los precios de acero procesado eran mucho mejores, lo que creó un interés en su proceso. En 1876 la fábrica de acero laminado existente cambió para producir acero rectificado.

Las ventas tuvieron un despliegue rápido y se identificaron numerosas aplicaciones para el alambre de acero, por ejemplo, era excelente para la producción de anzuelos de pesca. Un gancho de pesca debe ser duro y fuerte, pero nunca debe ser frágil- En ese momento la producción de la combinación "duro, pero tenaz" fue una tarea ardua metalúrgicamente hablando, pero la planta de Göransson producía el “acero Bessemer" con una calidad óptima.

Cuando la producción de hojas de sierra comenzó en 1886 nació la necesidad de tener una marca, que pudiera comunicar las propiedades de las hojas especiales y de calidad, y la elección fue - como es natural - el pez y anzuelo. Todo el mundo entendería que un acero con la calidad òptima para anzuelos también sería perfecto para sierras y otras herramientas de corte. Era una gran ventaja, un logotipo que no incluía letras, ni palabras, ni figuras complejas convirtiéndose así en un símbolo fácil de reconocer. Todavía en la década de los cincuenta, se podía oír los trabajadores forestales pidiendo una sierra "con el pequeño pez", y aún sigue siendo el símbolo identificativo en todos los países.

La marca es una de las más antiguas marcas comerciales registradas, y el icono del "Pez y el Anzuelo" aún sigue siendo marcado en todas las herramientas Bahco como garantía de la más alta calidad, el rendimiento y la productividad.